Senasa refuerza controles para prevenir la presencia de la peste porcina

Frente a la aparición de varios casos de Peste Porcina Africana (PPA) en las provincias Sánchez Ramírez y Montecristi en República Dominicana, notificada por la OIE (Organización Internacional de la Sanidad Animal), el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (SENASA), reforzó las medidas preventivas en todo el país.

Un comunicado emitido por el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA) hizo público que, en República Dominicana, a través de un programa de vigilancia cooperativa existente con el Servicio de Inspección de Sanidad Animal y Vegetal USDA-APHIS, envió muestras al laboratorio del Centro de Enfermedad Animal Plum Island de los Estados Unidos.

La PPA es una enfermedad exótica que se está expandiendo por el mundo y nunca se detectó en la Argentina, por lo que el Senasa reforzó las medidas de prevención en fronteras y en los controles de ingreso al país de puertos y aeropuertos.

El Senasa no autoriza el ingreso de mercancías porcinas capaces de vehiculizar el virus de PPA desde países donde la enfermedad está presente.

La información sanitaria de los países y la evaluación de riesgo de ingreso se actualiza periódicamente.

En este mismo sentido, el organismo sanitario trabaja activamente a nivel regional para prevenir el ingreso de la enfermedad a los países del Cono Sur.

En el día de hoy se mantuvieron reuniones con los servicios veterinarios del Cono Sur y con la OIE de las Américas. Cabe destacar que no se registran importaciones de productos porcinos desde República Dominicana.

Los productos porcinos que no fueron sometidos a tratamientos de inactivación del virus PPA en su elaboración constituyen un riesgo.

Además, se reforzarán los controles del tratamiento de desperdicios y del ingreso ilegal de productos y subproductos de cerdos en aeropuertos y puertos, dado que los residuos de aviones y buques transcontinentales provenientes de países donde la enfermedad es endémica, que luego pueden ser utilizados para alimentar porcinos, son una vía posible de ingreso de la enfermedad al país.

Los productos porcinos que no fueron sometidos a tratamientos para inactivación del virus de PPA durante su elaboración, como es el caso de salames, jamón crudo, carne porcina fresca y otros constituyen un riesgo ya que el virus puede permanecer en ellos durante meses.

Junto con la prevención de ingreso en fronteras, es crucial el fortalecimiento de las medidas de bioseguridad en establecimientos de cerdos.

Tiempoagro